Especiales

Viola Davis demuestra toda su fuerza en filme 'La Mujer Rey'


El poder como estrella de Viola Davis es innegable. Tras haber recibido tanto un Tony como un Oscar por su papel en la nueva versión en Broadway y en la adaptación cinematográfica de Fences, obra de August Wilson, y después de haberse convertido en la primera actriz negra en ganar un Emmy Primetime a la Actriz Principal Más Destacada gracias a su trabajo en «How to Get Away with Murder», ahora afronta el papel más desafiante de su carrera.

Davis es «Nanisca», la generala de un ejército enteramente femenino conocido como las Agojie, en la cinta «La Mujer Rey», capitaneada por la directora Gina Prince-Bythewood (The Secret Life of Bees) y producida por la galardonada (un Premio de la Academia) Cathy Schulman (Crash) junto con Juvee Productions, la compañía productora de Davis, con un guion creado por Dana Stevens (Safe Haven).

«La Mujer Rey» cuenta la historia verídica del Reino de los Dahomey, uno de los Estados africanos más poderosos a lo largo de los siglos XVII y XVIII. Como Nanisca, Davis despliega todos sus talentos histriónicos, junto con todos los detalles alrededor de cómo logró transformarse en una luchadora tan empoderada a la edad de cincuenta y seis años.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por VIOLA DAVIS (@violadavis)

Leer más: ‘Cumpleañero’, un filme panameño que reflexiona sobre la amistad y la muerte

Esto fue lo que comentó Davis en una entrevista sobre esta nueva producción.

¿Qué te atrajo, como actriz, al papel de Nanisca, y a la cinta en sí como productora?Bien, pues la cinta resultaba, en general, sumamente obvia, en mi opinión. Es decir, el papel me decía muchas cosas personalmente, como mujer negra y en lo concerniente a la exploración de cada uno de mis aspectos: mi fuerza, mi vulnerabilidad, mi historia, mi feminidad, mis desastres. El papel me encapsulaba. Y el proyecto me atrajo porque soy alguien que va por la vida buscando autogestión. Quiero que me identidad tenga poco que ver con la manera como el Hollywood blanco me identifica. Quiero mi propia identidad. Y este proyecto me permitía elevar también a otras mujeres negras, me permitía arrojar luz sobre su talento y sus dones, sobre una parte de nuestra historia que jamás había sido contada, que muy pocos conocían.

¿Estabas familiarizada con las guerreras Agojie antes de este proyecto? ¿Cuáles son los rasgos con los que te identificaste en lo tocante a Nanisca?Sabía algo de ellas, pero en realidad suponían un gran misterio. Como algo que has escuchado en la lejanía, pero que no habías investigado realmente antes de ponerte manos a la obra con la película. Lo característico aquí es la comprensión del papel desempeñado por el liderazgo. Sin duda alguna, tienes que ser esa persona capaz de saltar por el marco de la ventana antes que nadie, y Nanisca lo sabe. Comprendo muy bien en qué medida mi trabajo y lo que hago me identifican, pero a la vez soy aquella que busca reconciliarse con su pasado.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por The Woman King (@womankingmovie)

Este papel es muy específico y muy distinto a la manera como solemos verte. ¿Qué hiciste para prepararte?Bueno, soy una mujer sumamente muscular, de todas formas. Entrené con pesas una hora y media diaria, cinco días a la semana, y después de cada sesión, más de dos horas de artes marciales. Eso cubrió el aspecto físico. Y te he dicho… tengo cincuenta y seis años.
Por ello, este entrenamiento con pesas fue especialmente duro; todo mundo quería que yo luciera ultra fuerte. Y más tarde aprendí a luchar cuerpo a cuerpo y a utilizar el machete, porque éste representa el arma principal de Nanisca.

¿Hubo algún percance durante el proceso, o algún momento en el que las ganas de pelear desaparecieran?Sí, sufrí una herida, pero esto ocurrió antes de comenzar el rodaje. Me desgarré un ligamento. Pero soy muy resistente. No me molestó durante el entrenamiento. Aunque mi brazo resintió mucho los giros con el machete.

¿Utilizaron dobles para ti?Sí, conté con una doble acrobática. Todo mundo utiliza uno para ciertas cosas, pero puedo decirte que el 95% lo realicé yo misma.

¿Acaso el aspecto físico fue lo más arduo de la filmación, o lo fue la profundidad del personaje? En mi caso, lo físico fue lo más arduo, pero todo esto no es más que semántica. Porque el dialecto, la actuación, el rodaje en África, todo ello fue tremendo. Se trataba de uno de esos papeles en los que cada aspecto del personaje debía operar al cien por ciento. Pero, sí, por supuesto, el aspecto físico fue realmente difícultoso.

¿De qué manera te parece que la historia de estas guerreras se correlaciona con las mujeres negras de la actualidad?Las mujeres negras somos la espina dorsal de nuestra sociedad. De hecho, las mujeres, en general, son la espina dorsal de cualquier comunidad, cualquier familia. Somos las que cuidan a los niños. Si estudias a las tribus de África, las mujeres son las que salen a buscar los alimentos. Somos el pegamento que preserva a la familia. Somos el corazón y el alma. La vulnerabilidad, esa energía tan femenina, la notamos actualmente por todos lados. Y debo decirlo, quizás a causa de toda la adversidad que hemos enfrentado como mujeres negras, realizamos el trabajo a sabiendas de que nadie nos respalda. Hemos salvado las elecciones. Hemos rescatado películas. Hemos salvado a nuestros niños. Hemos rescatado matrimonios y familias, y muchas veces lo hemos hecho a solas. Éste es el papel que desempeñamos, y yo ruego por la llegada del día que permita que el resto de la sociedad se dé cuenta de ello. Pero si esto no ocurre, no importa mucho.

Leer más: Filme colombo-panameño ‘Algo Azul’ llega a Amazon Prime Video

¿Qué sentiste cuando te añadiste a este elenco estelar conformado por mujeres?¿Sabes algo? Es lo que más he gozado en la vida. Hablo en serio. Existe un dicho, especialmente entre los actores más viejos que, en cierto sentido, conocen el camino: tu techo es el suelo de otros. Así me sentí. Sentí que la antorcha que entregamos a una nueva generación repleta de talento es verdaderamente increíble, sobre todo cuando ves a toda esta juventud recibiéndola, poniéndose en marcha, participando en la carrera. Así me sentí al verlas. Pude ver el futuro, la confianza, el amor propio, la seguridad de su visión y su propósito. En general, el trabajo junto al equipo fue un placer.

¿Cuál es la mayor lección extraída de esta cinta y con qué te gustaría que el público se quede al salir de la sala de cine?No me siento capaz de dictar los sentimientos de los demás ni su manera de percibir las cosas. Sólo puedes plantar una semilla. Pero me gustaría que se queden con nuestro gran alcance como gente negra. Y no quisiera que se queden solamente con este rango nuestro en lo tocante a nuestras contribuciones a la historia, a nuestra fuerza, nuestro ingenio, nuestra excelencia, nuestra inteligencia, nuestro emprendimiento, sino asimismo deseo que se comprenda lo complicadas que podemos ser, que se detecte nuestro largo alcance como seres humanos. Quiero que el público nos vea sobre todo como seres humanos, no sólo como una metáfora, como una imagen o como una anomalía. Todo esto es aquello con lo que yo me quedo.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por The Woman King (@womankingmovie)

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.