ZaWVVHFW Series Tv

Friends y Mad about you, series que marcaron un hito en la TV


David Crane y Jeffrey Klarik son las mentes detrás de las exitosas ficciones que cautivaron a diferentes generaciones. En una charla íntima con este medio, reflexionaron sobre estas inolvidables producciones

Si hay dos personas con experiencia comprobada en hacer reír a una audiencia son David Crane y Jeffrey Klarik. Mientras que el primero fue responsable de crear la mítica serie Friends, junto con Marta Kauffman, el segundo fue productor de Mad about you, que en 2016 tuvo su adaptación en la Argentina (Loco por vos, Telefe).

Sin duda alguna, son dos ficciones que marcaron un antes y un después en la era televisiva y, a más de 20 años de sus estrenos, siguen haciendo escuela entre guionistas y showrunners.

Friends cuenta la vida de seis jóvenes neoyorquinos que empiezan a vivir como adultos, interpretados por Matt LeBlanc, David Schwimmer, Matthew Perry, Lisa Kudrow, Jennifer Aniston y Courteney Cox. Siendo una de las favoritas de la audiencia, la serie fue ampliamente reconocida por la crítica con 62 nominaciones a los Emmy. Por su parte, Mad about you se centra en el día a día de una pareja de recién casados, interpretados por Paul Reiser y Helen Hunt, cuyos episodios le valieron un Globo de Oro en 1994.

En una charla íntima con diario Hoy, Klarik y Crane hablaron sobre las históricas producciones televisivas, al tiempo que compararon la industria norteamericana con la argentina.

—Jeffrey, pasaron 25 años desde el estreno de Mad about you, ¿qué significo esta ficción para vos?

Jeffrey Klarik:—Aprendí muchísimo, me encantó escribir para talentos como Helen Hunt y Paul Reiser. Fue una excelente educación. Creo que se trató de un éxito porque todos pudieron conectar con los personajes, con las cosas cotidianas que les pasaban, como reemplazar el papel higiénico cada vez que se termina.

—David, ¿qué te genera que Friends tenga tantos seguidores?

David Crane:—Cuando lo hicimos fue como “Bueno, tenemos otro programa de televisión”. No imaginábamos que se iba a convertir en esto. Fueron diez años excelentes: hacer Friends fue como embotellar un rayo. Encontrar la combinación perfecta de actores y guionistas no es algo que suceda seguido. Me siento tremendamente afortunado.

—Hubo muchísimos rumores de un revival, remakes, películas…

DC:—Ninguno de ellos es cierto. ¿Sabés qué pasa? Fue genial el modo en que se hizo y, a menos que lo puedas mejorar, ¡no lo hagas!

Además, en la época en que se hizo, los personajes recién salían de la universidad, no se habían casado, trataban de resolver sus vidas. Los actores ahora tienen cincuenta años. Sería un show totalmente distinto.

—Al contrario de Mad about you, Friends no tuvo una versión en la Argentina ni en otro país, ¿por qué?

DC:—Creo que es por el hecho de que lo pasen en todo el mundo. La versión que ves: eso es Friends.

JK:—Intentaron copiarlo un montón de veces. La gente suele asumir que alcanza poniendo seis personas en una habitación, pero es como dice Dave: fue embotellar un rayo. No podría volver a pasar.

“Es fácil pasar desapercibido”

Tres décadas en la industria de la televisión son suficientes para entender que, ante todo, deben ser agradecidos por las oportunidades que tuvieron. “Es fácil pasar desapercibido en la televisión”, afirmó Crane con relación a la variedad de productos y plataformas disponibles para las audiencias.

Al contrario de lo que sucede en la Argentina, donde cada vez se producen menos ficciones, la industria norteamericana ha logrado expandirse exponencialmente. “Probablemente, si estuviéramos allá, nos sentiríamos frustrados”, sostuvo David, aunque aclaró que, cuando empezaron en el mundo de la televisión, había muy pocos canales para trabajar.

—¿Tienen un nuevo proyecto en mente?

JK:—Estamos conversando una idea para televisión, nos sentimos muy entusiasmados, pero no empezamos a escribirla, no se la vendimos a nadie aún. Se va a ambientar en la década de 1960.

—¿Por qué trabajaron siempre en televisión y no se dedicaron a hacer películas?

DC:—La ventaja de la TV es que el guionista tiene más control sobre la producción. La televisión es un medio para guionistas y el cine, para directores.

—En todos estos años, ¿cómo hicieron para seguir creando sin “copiar” o “robar” sus propios trabajos?

JK:—No diría robar. Una de las cosas que trasladamos de Mad about you a Episodes fue la dinámica de la pareja, el amor que siente el uno por el otro.

En su quinta entrega, Episodes dirá adiós

Aunque Jeffrey Klarik y David Crane están juntos desde hace más de treinta años y siempre se acompañaron en los proyectos que tenían por separado, recién en 2011 encauzaron una producción entre los dos, llevando los hilos de Episodes. La historia se centra en una pareja de productores británicos que vende un programa a la televisión norteamericana, y contratan como protagonista de la remake a Matt LeBlanc (el actor interpreta una versión caricaturizada de sí mismo).

Esta noche, la serie estrenará su quinta y última temporada, en un show que logró expandir sus fronteras y en cada capítulo muestra la cocina del mundo de la pantalla chica.

—¿Por qué eligieron a Matt LeBlanc como protagonista?

JK:—Originalmente era un show de una pareja británica que venía a América a hacer un programa que en Londres era sinónimo de elegancia. Pensamos en quién podría ser la peor persona para reemplazar a su sofisticado protagonista, y se nos ocurrió Joey (el personaje que LeBlanc interpretó en Friends): tenía que ser Joey.

—¿Cómo lo convencieron para interpretarse a sí mismo?

JK:—Le mostramos la idea y nos preguntó si él era el remate del chiste (risas). Dijo que mientras fuera un buen show no le molestaba ser el remate.

—¿Qué ven en él como actor?

DC:—Tiene un espectro muy amplio. Es tan buen actor que mucha gente piensa que realmente es Joey. Era una oportunidad para que él mostrara otros costados de su actuación. Nos encanta que su personaje sea una persona horrible y a la vez encantadora: destruye la vida de sus amigos, pero hace todo para ganarse nuevamente su confianza.

—La cuarta temporada terminó en marzo de 2015, ¿por qué les llevó tanto tiempo estrenar esta nueva entrega?

JK:—Terminamos de rodar en junio del año pasado y estábamos esperando que Showtime (la señal por la que se emite la serie) buscara un lugar adecuado en la grilla. Finalmente lo encontraron, así que espero que estén en lo cierto.

—Episodes muestra la cocina de la televisión, ¿cuánto hay de exageración?

JK:—Me gustaría decir que son cosas alejadas de la realidad, pero no: todo lo que se ve nos pasó de alguna u otra forma.

DC:—A veces nos contenemos porque la gente podría no creernos. Efectivamente es así de caótico.

—¿Consideraron alguna vez hacer más de cinco temporadas?

JK:—Tomamos la decisión de hacer solo cinco. Queríamos cerrarlo a nuestra manera. Como David siempre dice en las fiestas…

DC:—Me quiero ir antes de que nos digan que nos vayamos (risas).

Compartir en:

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *